Labels

viernes, 16 de enero de 2015

Avanza aun por encima del diablo y sus instrumentos

Mientras el sistema y la sociedad te rechazan; porque no eres un hombre o una mujer preparado/a académicamente, o porque no vienes de un pueblo famoso o desarrollado, (es decir de una familia de renombre, y de millones de $$$) Dios hará lo que dijo de ti, y de mi.
No importe lo que diga la sociedad y el sistema. Si hay una palabra y una meta que Dios incrustó en tu espíritu; sigue avanzando sin importar que se levante el diablo y sus demonios.
No importa que en tu contra se levante el hermano, el vecino o hasta tu propia esposa o esposo, porque si hay una palabra de Dios desatada sobre tu vida, tu familia y tu ministerio, el enemigo es obvio que buscará impedir que; lo que Dios dijo no se cumpla. Pero si Dios dijo y tu estas seguro que fue Dios que habló, entonces; avanza por encima del diablo, avanza por encima del hermano, avanza por encima de tu esposa o tu esposo, (aunque lo correcto es que avancen juntos, pero si uno de los dos no está manso/a a lo que Dios dijo, entonces está en rebelión. Pues eso quiere decir que hay que seguir avanzando aun por encima de quien tu no esperaba que se te iba a levantar en guerra.
El siguiente día quiso Jesús ir a Galilea, y halló a Felipe, y le dijo: Sígueme. Y Felipe era de Betsaida, la ciudad de Andrés y Pedro. Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret. Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno? Le dijo Felipe: Ven y ve.
Juan 1:43-46
Les dijo Nicodemo, el que vino a él de noche, el cual era uno de ellos: ¿Juzga acaso nuestra ley a un hombre si primero no le oye, y sabe lo que ha hecho? Respondieron y le dijeron: ¿Eres tú también galileo? Escudriña y ve que de Galilea nunca se ha levantado profeta.
Juan 7:50-52

0 comentarios:

Publicar un comentario